Es tiempo de… (I)

SesionOhFleurs_FloresTemporada-14

Regalarse flores es de los mayores placeres que hay. Y no lo digo yo por deformación profesional; lo dice Nancy Etcoff, investigadora del Massachusets General Hospital y la Harvard Medical School. De hecho, tener flores frescas en casa o en el trabajo es mucho más que un gran placer: disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión, y promueve la empatía y la comprensión. ¿Y porqué te cuento todo esto? Pues porque quiero que seas feliz, mucho, que te rodees de #bellezanatural, y por eso he decidido empezar una serie de posts en los que te contaré cuáles son las flores de temporada con las que llenar de vida tu casa o tu lugar de trabajo.

 

Mimosa

SesionOhFleurs_FloresTemporada-21

La flor de mimosa es como un vicio. Su color y sobre todo su olor inundarán la habitación y cuando termine su floración (a mediados, finales de marzo) estarás deseando que llegue el invierno siguiente para poder disfrutarla.

 

Helleborus

SesionOhFleurs_FloresTemporada-18

Es probable que nunca antes hayas oído hablar o visto esta flor. Y sin embargo tiene el poder de enamorar a primera vista. Y es que la rosa de Navidad, como también se la conoce pues florece con el frío, es preciosa, delicada y a la vez alegre y atrevida. Mi color favorito, el púrpura, aunque también la encuentras en blanco, negro, rosa o verdosa.

 

Anémona

SesionOhFleurs_FloresTemporada-5

Conocida como la flor del amor intenso y frágil, la anémona anuncia la llegada de la primavera. Podrás disfrutarlas hasta abril y lo mejor de todo es la grandísima variedad de colores disponibles y lo bien que aguantan siempre que estén alejadas de cualquier fuente de calor y les cambies el agua a diario.

 

Ranúnculo

SesionOhFleurs_FloresTemporada-26

Se dice de él que es la mini peonía, pero en realidad esta flor brilla con luz propia. Al igual que la anémona, puedes disfrutarlo durante una temporada bastante larga (de enero a mayo) y en una amplísima gama de colores. Y aunque tenga un aspecto frágil puede tener una larga vida como flor cortada si cambias el agua y cortas los tallos cada dos días como mínimo. Para mí, los últimos días es cuando se ven más bonitos, con todos los pétalos bien abiertos y su botón negro al descubierto.

Y hasta aquí la primera entrega de Es tiempo de… ¡Si te ha parecido interesante, compártelo!

 

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Subir