SOBRE MÍ

Sabes que no sirve cualquier cosa, que contar historias y remover emociones a través de las flores es un arte y no todos han nacido artistas.

Quieres sorprender, emocionar, transportar a los presentes a un lugar en el que se sientan vivos. Que se suelten la melena, se olviden de las apariencias y disfruten. Y yo estoy aquí para que ese deseo se haga realidad.

Hace tiempo que descubrí el lado salvaje de las flores, ese que despierta en nosotros las ganas de vivir el momento, de pasarlo bien y de sentirnos libres. El que nos libera de máscaras y rigideces. El que nos permite ser nosotros mismos.  Ahora quiero que lo descubras tú.

 
 

NO SON SOLAMENTE FLORES. ESTAMOS HABLANDO DE
ESENCIA, EMOCIÓN Y HUELLA

 
 

El lado salvaje de las flores nos habla de asimetrías, de salirse de los cánones establecidos, de dejar a un lado lo tradicional, del mágico caos dentro del orden y de encontrar el encanto de la imperfección.

Porque no hay dos flores iguales ni existe la flor perfecta. Pero es ahí donde radica la verdadera belleza de las mismas, al igual que en las personas.

sobremi-img2-ohfleurs

 

¿Quieres descubrir el inmenso poder que esconden las flores? Únete al club y te enseñaré a crear en un mismo espacio atmósferas diferentes que emocionen y sorprendan.


 

 

eliromero

 
“De Oh Fleurs! me gusta esa pasión inquieta que impregna en su trabajo y en todo lo que hace. Esa belleza que sólo ella saca de la imperfección, de arreglos asimétricos, de flores dispares, de ramos desordenados. Su estilo floral es silvestre y dispar pero absolutamente bello y armónico. Si sueñas, por ejemplo, con un ramo de novia como “recién cortado” del jardín, Marina de Oh Fleurs! sabrá interpretar a la perfección tu deseo. “.

 

Keyla Díaz – Tendencias de bodas

 

Oh Fleurs! nace de una necesidad vital.

En la vida he sido y me he dedicado a muchas cosas pero no fue hasta la maternidad que me permití sacar a la luz mi verdadero yo. Me abstrae de los problemas, me da paz (aunque a veces es una locura), me hace ser mejor persona y saca cosas de mí que no sólo me hacen feliz a mí sino también a quienes me rodean.

El día que decidí intercambiar el teclado por las flores y otros detalles adicionales que te gustará saber de mí.

Mi nombre es Marina. Nací el 14 de mayo del 80 y como buena Tauro soy bastante cabezota. Aunque de pequeña soñaba con ser artista, me licencié en Periodismo y Comunicación y pocos años más tarde terminé dirigiendo un equipo de 15 personas en una de las empresas del sector nupcial más importantes a nivel nacional e internacional.

Cinco años de vértigo en los que aprendí cantidad de lecciones y disfruté de un trabajo que me llenaba. Sin embargo, un día mi corazón empezó a mirar en otra dirección. Así fue como decidí formarme en arte floral y cambiar el teclado por las flores.

Mis manos son muy especiales para mí. Están conectadas con mi cerebro de una forma singular. Y cuando digo cerebro quiero decir corazón.

Busco hacer algo diferente cada vez, ser fiel a mi estilo, no parecerme a nadie, y siempre teniendo presente ese lado salvaje, el que nos desmelena y nos hace emocionarnos y sentirnos vivos, libres.

 

Si estás buscando algo diferente, sorprendente y, sobre todo, auténtico para uno de tus eventos me encantará que me cuentes todos los detalles y ver cómo puedo ayudarte.

 
 
 
 

 

Únete al club y déjate atrapar por el lado salvaje de las flores. Despierta sensaciones en esos días especiales y disfruta de la belleza y el encanto de la imperfección de una flor.


 
Subir